Salud 2.0 y Metanoia-I

0
20
Salud 2.0 y Metanoia-I
Salud 2.0 y Metanoia-I

Metanoia es un término que proviene del griego metanoien, y puede usarse como “cambio de mentalidad”, de forma de ser, un cambio radical de dirección que implica una “revolución vital”.

Indudablemente en los últimos decenios, la medicina y la prevención y cuidados para la salud, ha sufrido un intenso cambio, al igual que otras áreas de la sociedad. Se ha pasado de un sistema vertical, en el que el Médico era el centro del sistema, que de forma paternalista tomaba las decisiones, en muchos casos de forma unilateral, e indiscutible y el enfermo el receptor pasivo de los cuidados, a otro horizontal. Ahora, el Paciente es el axis y centro del sistema sanitario. La medicina se ha democratizado. Los sistemas de salud han pasado de ser un lujo a ser un derecho (al menos en el primer mundo), y el acceso a la información se ha generalizado.

El enfermo y sus familiares, han dejado de ser receptores de cuidados únicamente, para transformarse en protagonistas libres y activos de su propia salud. Su opinión es fundamental y su derecho a participar en las decisiones y a ser adecuadamente informados de todos los puntos que afectan a su salud son incuestionables.

Es fundamental, pues, que tanto los sistemas proveedores de servicios para la salud, como todos los profesionales cambiemos la mentalidad. De ahí surgen todas las iniciativas para promover una nueva relación médico-paciente, y para fomentar las habilidades de comunicación de los profesionales, la empatía, la transmisión de información de una forma clara, serena y la coparticipación en la toma de decisiones.

En muchas ocasiones nos encontramos con trabas para ello. ¿Hemos sido adecuadamente formados los profesionales para este cambio de rol? ¿Tenemos el suficiente tiempo en los sistemas de salud públicos como para que la relación con el paciente pase de una mera atención técnico-científica a un nivel de coparticipación humanizadora? ¿Contribuyen los medios de comunicación tradicionales a una mayor colaboración entre profesionales y pacientes con un objetivo común? ¿Existen el entorno y los medios apropiados para ello?

Paralelamente, se ha dado en poquísimos años una nueva “revolución”: La accesibilidad de la información. Los usuarios de los sistemas sanitarios tienen ahora mas información que nunca, aunque no siempre ésta es la de la mejor calidad. Internet ha revolucionado la información sanitaria como lo ha hecho con los demás aspectos de la sociedad. Los usuarios tienen acceso a multitud de datos técnicos que antes quedaban restringidos a los profesionales. Los pacientes pueden conocer muchas datos sobre su enfermedad y sobre el profesional que les va a atender a través de la red.

La web 1.0 ya supuso un avance para ello. Los proveedores de salud, poco a poco lo percibieron y comenzaron su aventura en la red. Multitud de webs sanitarias proveían de información tanto médica, como institucional. Pero seguía siendo una relación vertical, en la que unos aportaban información sanitaria y otros la consumían.

Pero se ha dado una nueva “vuelta de tuerca”. Con la web 2.0 llegó la proliferación de blogs tanto de profesionales como de usuarios, y un acceso masivo a las redes socialesque continúa en progresión. Aún se incrementa más la horizontalidad y simetría. En la actualidad, el intercambio de información entre usuarios, la comunicación de experiencias (positivas y negativas), el acceso a la opinión de profesionales de forma directa, la interrelación con las instituciones, la aportación de propuestas de mejora a las mismas mediante un adecuado feed-back del ciudadano, y la sensación de ser atendido y escuchado a través de las redes sociales, marcan un antes y un después.

Ya no es suficiente que un proveedor de salud sostenga una web donde aporta cierta información sobre sus servicios. Si no es flexíble, accesible a la interacción inmediata con el ciudadano, y transparente en la información, está perdiendo el tren.

Decía Adolfo Suarez en un histórico discurso… “Es necesario elevar políticamente a la altura de normal, lo que en la calle es normal”. Esto es aplicable a la salud 2.0. Parafraseando al ex-presidente, “es necesario que los profesionales e instituciones sanitarias, elevemos a la altura de normal lo que en la calle ya es normal (2.0)”.

Los Sistemas de Salud ya comienzan iniciativas para ello, aún tímidamente. La mayoría de gestores no tienen una idea clara de lo que suponen las redes sociales y el 2.0. Es tarea de los profesionales que de una forma u otra nos hallamos inmersos en esta revolución, hacerles ver la potencialidad y alcance de la misma.

El ciudadano lo exige, y es el centro del sistema sanitario. Es nuestra responsabilidad no defraudar.

Espero participar activamente de ello. Mientras tanto, con este post en este blog recién nacido, inicio una serie en la que iré analizando dicho cambio de mentalidad (metanoia), los pasos dados y por dar y las enormes implicaciones de la misma.

¿House o Cameron?- Metanoia II

Salud sostenible y burbujas- Metanoia III

Tú eres el centro- Metanoia IV

Deja un comentario