Productividad y Salud I – El límite de la productividad es la salud.

0
63
Productividad y Salud I – El límite de la productividad es la salud.
Productividad y Salud I – El límite de la productividad es la salud.

Es evidente que la productividad se ve influida por el estado de salud. Todos sabemos que cuando uno enferma o simplemente no está en las mejores condiciones psicofísicas posibles la productividad se resiente. Las empresas lo saben muy bien.

Cualquier empresa moderna y competitiva presta mucha atención a sus departamentos de Seguridad e Higiene Laboral para que las condiciones laborales de sus trabajadores preserven su salud.

Un trabajador sano, produce más y mas eficazmente que uno con problemas de salud. Es obvio.

Pero algo no tan obvio es lo contrario. Existen situaciones en las que  requerimientos de productividad excesivos pueden causar problemas de salud al trabajador. En momentos de crisis como los actuales, en los que el fantasma del desempleo sobrevuela a tantos, unas exigencias excesivas, autoimpuestas o nó, una búsqueda del “más por menos” o la necesidad de demostrar a otros o a sí mismo la propia valía personal, la salud puede resultar afectada, comenzando un círculo vicioso que evidentemente disminuirá la productividad.

Este hecho se da no sólo en los trabajadores, sino en muchos emprendedores, pequeños empresarios y personal ejecutivo de las empresas, en los que el peso de la responsabilidad y la necesidad de resultados “aquí y ahora” afecta hasta niveles de alterar no solo la propia salud física y psicológica, sino la vida personal y familiar.

Es por todo ello por lo que desde puntoUp! comenzamos con una serie de post que pretenderán ayudar a detectar y corregir estas situaciones:

  • El peso del estrés y la responsabilidad por la presión de obtener resultados…
  • Competencia, poca colaboración o relaciones laborales inadecuadas…
  • Excesivo número de horas de trabajo…
  • Déficit de sueño…
  • Incorrecta o apresurada alimentación y/o exceso de estimulantes (café, tabaco…).
  • Posturas inadecuadas ante la pantalla o en el puesto de trabajo durante excesivas horas…
  • “Tareas” llevadas a casa día tras día y la imposibilidad de  dejar de pensar en el trabajo durante el tiempo de ocio…
  • Entorno laboral poco ergonómico…
  • Sedentarismo,  aumento de peso… etc.

Si te has visto reflejado en algunas de estas situaciones, sigue nuestros próximos post, en los que iremos dando claves para ir solventando estos problemas que pueden dar consecuencias como…:

  • Ansiedad.
  • Insomnio.
  • Trastornos depresivos.
  • Cefaleas.
  • Dolores osteomusculares (lumbalgias y cervicalgias)
  • Alteraciones de la circulación periférica (en especial en pies y piernas, varicosidades, piernas “hinchadas”…)
  • Patología cardiovascular: cardiopatía isquémica (anginas de pecho, infartos)
  • Obesidad.
  • Trastornos de la visión.
  • Alteraciones digestivas (gastritis, ulceras, colon irritable…)… y muchas más.

Esperamos que resulten de tu interés y sobre todo que te sean útiles. Si quieres preguntar o comentar, no dudes en hacerlo. Procuraremos responder en próximos post, o personalmente.

Hasta la próxima semana!!

Salud 2.0 y Metanoia-I

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.